AsiaDubaiDubai World CupInternacional

SUBJECTIVIST se enfrenta a serios rivales en la apasionante Dubai Gold Cup

Foto: Giavellotto forma parte de un grupo de noveles aspirantes a batir a Subjectivist y a los nombres consagrados en la Dubai Gold Cup (Dubai Racing Club/Liesl King)

Nota Oficial (Traducción Hipismo.Net)

La primera carrera sobre hierba de la jornada presenta al principal candidato con la mayor ventaja de audiencia sobre sus rivales.

Para los seguidores de Subjectivist -en especial su paciente e ingenioso propietario, el Dr. Jim Walker, radicado en Dubai, y el personal de la base de Charlie Johnston en Yorkshire- ha sido un largo camino volver al escenario de su brillante victoria en la edición 2021 de esta carrera; una lesión en el tendón flexor superficial poco después de ganar la Gold Cup de Ascot de ese año supuso nueve meses de terapia acuática intensiva y caminar en una cinta de agua.

En términos emocionales, una segunda Dubai Gold Cup proporcionaría a los que rodean a Subjectivist un enorme subidón; nadie más que el jockey Joe Fanning, dos tercios de cuyas victorias en el Grupo 1 de su carrera se han producido en colaboración con el hijo de Teófilo.

Después de tanto tiempo sin competir, no es de extrañar que Subjectivist «saliera disparado» en su reaparición en el Red Sea Turf Handicap del mes pasado.

Mark, el padre y ahora ayudante de Charlie Johnston, confía en que la ventaja de clase que el «viejo» Subjectivist habría disfrutado sobre estos rivales permanezca intacta -recordemos que cedía 8 libras por encima de sus rivales en condiciones de hándicap en Arabia Saudí-, aunque es muy realista al afirmar que, incluso si vuelve a estar cerca de su mejor nivel, puede que sólo le queden unas poca actuaciones a este elegante caballo.

Mark Johnston dijo: «Es una carrera muy buena la del sábado, pero no han habido carreras mejores que la Gold Cup de Ascot que ganó hace dos años, y probablemente no sea mejor que la Dubai Gold Cup que ganó aquí. Depende de si es capaz de volver y rendir como solía».

Oficialmente hay una diferencia de 5 libras con el mejor del resto, pero Broome, entrenado por Aidan O’Brien, es un rival fascinante ahora que prueba tardíamente los 3.200 metros, tras una carrera transcurrida predominantemente en 2.400 metros y que incluye victorias en el G1 Gran Premio de Saint-Cloud de 2021 y el G2 Hardwicke Stakes del año pasado en Royal Ascot.

Partiendo justo en la baranda por el puesto uno, no espero ver a Ryan Moore ir a ningún sitio que no sea el camino más corto y, si su resistencia dura cuando entre en territorio decisivo, la clase de Broome en la milla y media se convertiría en una seria amenaza para todos.

Los caballos en forma que llegan aquí son Enemy, que disputó una carrera excelente persiguiendo al ganador japonés del Red Sea, Silver Sonic, así como los principales del Nad Al Sheba Trophy del Grupo 3, el 17 de febrero, a saber, Siskany para Charlie Appleby, Al Nayyir para Doug Watson y, entre los dos, Ardakan.

A este último se le une su compañero de cuadra Giavellotto, de Marco Botti, que aún podría tener mucho potencial tras haber sido ascendido a la tercera posición después de un accidentado paso por el St Leger la temporada pasada.

«Ardakan está en muy buena forma, ha corrido un par de veces en Dubai, así que está en forma para las carreras y se ha adaptado bastante bien», dijo Botti. Esta vez tenemos a Damian Lane a bordo, que es un jockey muy bueno y experimentado, así que no podríamos estar más contentos con él».

Botti añadió: «Giavellotto llegó el sábado pasado y viajó bien. Obviamente pasó el invierno en Inglaterra y era importante que no tuviera una carrera de preparación, simplemente porque teníamos en mente una carrera que estaba demasiado cerca de su vuelo. Decidimos darle un galope en el hipódromo de Chelmsford, así que está en forma».

Giavellotto partirá por el puesto 15 tras la deserción de Sober, entrenado por Andre Fabre, pero es posible que las cosas puedan salirle bien.

El Habeeb sorprendió a Giavellotto a la sombra del poste en Ascot, en la última salida de ambos la temporada pasada, y es el primer corredor de la noche de la Dubai World Cup para una estrella emergente de las filas de entrenadores de Newmarket, Kevin Philippart de Foy.

Su compañero de cuatro años, Al Qareem, tuvo una buena actuación al ganar el G2 Prix Chaudenay durante el fin de semana del Arco y podría decirse que no aguantó el cambio de tres semanas y un segundo viaje largo a un Longchamp muy blando en el G1 Prix Royal-Oak, mientras que se puede poner una línea a su desafortunada reaparición en la carrera saudí.

Mirando más atrás de los que corrieron en Riad, Get Shirty terminó bien para ser tercero de un sorteo amplio y está mejor aquí en el puesto seis, aunque soportará 5 libras más que Enemy, mientras que el Sisfahan entrenado por Henk Grewe podría progresar de lo que fue un primer intento en viajes extremos.

De la brigada consolidada, Quickthorn, con 115 puntos, es el mejor situado para aprovechar cualquier resquicio en las armaduras de Subjectivist o Broome, mientras que la mano de Godolphin se ve reforzada por Global Storm (Appleby), Passion And Glory (Saeed Bin Suroor) y Trawlerman (John y Thady Gosden).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *