Estados UnidosInternacionalPimlicoPreakness StakesTriple Corona Norteamericana

MAGE responde al programa de su entrenador Gustavo Delgado

Cox espera que First Mission dé un paso adelante

Blazing Sevens en buenas manos la semana del Preakness

El puesto 1 de National Treasure me trae gratos recuerdos

BALTIMORE – Nota Oficial. El ganador del Derby de Kentucky (G1), Mage, galopó el martes por la mañana en el histórico hipódromo de Pimlico, donde el potro entrenado por Gustavo Delgado terminó su preparación para el Preakness (G1) del sábado con buena energía sin que el jinete de ejercicio J.J. Delgado le diera intención.

«Es muy inteligente. No puedo exagerarlo. Es un caballo muy inteligente. No sólo se cuida durante sus carreras, sino que sabe cuándo comenzar», dijo Ramiro Restrepo, propietario del hijo de Good Magic en sociedad con OGMA Investments LLC, Sterling Racing LLC y CMNWLTH. «Responde muy bien a las indicaciones del jinete. Ha aprendido el programa de Gustavo y puedes ver cómo coge el ritmo por sí mismo».

Mage ha demostrado un inusual nivel de madurez para un potro de carreras ligeras que fue capaz de dejar atrás a 17 rivales más experimentados mientras capturaba el Kentucky Derby del 6 de mayo en Churchill Downs en sólo su cuarta salida.

«Las carreras lo están desarrollando carrera a carrera. Estamos esperando a ver cuánto talento tiene. Cada día muestra más signos de madurez y de entender su trabajo como caballo de carreras», dijo Restrepo. «Es estupendo ver cómo lo hace».

Mage siguió su rutina matutina como un veterano mientras daba zancadas suaves en la pista de Pimlico. Más tarde, apenas se revolvió durante su baño a su regreso al Pimlico Stakes Barn, donde fue el único foco de atención de muchos fotógrafos y cámaras de televisión.

«Profesional, es la mejor forma de describirlo», dijo Gustavo Delgado Jr, ayudante de su padre. «Muy tranquilo. El hecho de que la pista sea tan tranquila, con pocos caballos al mismo tiempo, también ayuda».

Mage ha infundido confianza a sus propietarios y entrenadores de cara al Preakness.

«Llevar al ganador del Derby es la mejor sensación. Te da confianza», dijo Delgado Jr. «Vamos día a día, carrera a carrera, pero te da confianza. Es competitivo un 8 a 5 y  no un 50 a 1 o  25 a 1».

Cox espera que FIRST MISSION dé un paso adelante

El entrenador Brad Cox dijo el martes por la mañana que está contento con la forma en que First Mission, del Godolphin, se ha asentado en el Pimlico Race Course desde que llegó de Churchill Downs el lunes por la noche.

First Mission, ganador del Lexington (G3) celebrado el 15 de abril en Keeneland, participará el sábado en la 148ª edición de los Preakness Stakes (G1). Le ha tocado el puesto más lejano de la baranda en el grupo de ocho participantes. Será conducido por Luis Saez, que ya le condujo en el Lexington.

«Estoy muy contento de cómo llegó anoche», dijo Cox. «Saltó directamente al comedero. Llegó un poco tarde, pero pensé que tenía más sentido en cuanto al tiempo de viaje y cuándo enviarlo».

Este será el segundo Preakness de Cox y First Mission será su tercer corredor en la Joya del Medio de la Triple Corona. En 2019 inscribió a un par: Owendale, que fue tercero y Warrior’s Charge, que fue cuarto.

Cox envió a la pista de Pimlico al hijo del ganador del Kentucky Derby (G1) Street Sense, poco corrido (solo tres actuaciones), durante las horas de entrenamiento del martes.

«Estoy contento con lo que hemos hecho hasta ahora», dijo Cox. Tuvo una mañana muy buena y galopó una milla fácil. Es un caballo amable. No es duro consigo mismo. No entrena en exceso. No tira demasiado. Se ha adaptado bien. Hasta ahora, todo bien».

First Mission no corrió cuando tenía 2 años y debutó el 18 de febrero con un segundo puesto por tres cuartos de cuerpo en Fair Grounds. Cox dijo que el momento del Preakness encaja muy bien con el calendario del potro.

«Ha descansado cinco semanas desde el Lexington», dijo Cox. «Corrió en febrero y volvió en cuatro semanas. Luego volvió en cuatro semanas en el Lexington. Por lo tanto, está recibiendo cinco semanas. Nunca ha retrocedido, basado en sus números, las cifras que utilizo. Ha sido muy constante con sus cifras.

«Creo que tiene que dar un paso adelante. Creo que dará un paso adelante», añadió. «Me ha dado todas las razones para estar súper confiado con lo que ha hecho por las mañanas en Churchill. Sus tres trabajos desde el Lexington han sido realmente buenos. El primero fue sólo un mantenimiento de media milla por sí mismo. Super fácil en 49 (segundos). Sus dos últimos trabajos han sido muy, muy buenos. Ya veremos».

Blazing Sevens en Buenas Manos Semana Preakness

Por segundo día consecutivo, Blazing Sevens, de Rodeo Creek Racing LLC, salió a la pista del hipódromo de Pimlico a las 7 a.m. mientras continúa preparándose para la 148ª edición de los Preakness Stakes (G1) del sábado.

Con el jinete habitual Peter Levia a bordo, Blazing Sevens galopó alrededor de 2000 metros durante la fresca mañana de Maryland.

«Ha ido bastante bien», dijo Levia. «Manejó la pista muy bien. Está contento. Es un caballo muy fácil. Es un caballo fácil de entrenar; puedes hacer lo que quieras con él».

Levia, de 35 años, lleva 10 trabajando para el entrenador Chad Brown. Entre los caballos que Levia ha ejercitado se encuentran el ganador de la Breeders’ Cup Juvenile (G1) de 2016 Practical Joke, el tres veces ganador del Grado 1 Domestic Spending y el ganador del Preakness de 2017 Cloud Computing. Una pequeña muestra.

«Estoy muy contento de poder trabajar para (Brown)», dijo Levia. «Me ha dado muchas buenas oportunidades en este negocio».

Levia, que es originario de Chile, dijo que se ha subido a Blazing Sevens desde que tenía 2 años. El hijo de Good Magic es un poco diferente a Cloud Computing, a quien Levia ayudó a preparar para el Preakness hace seis años.

«Cloud era un caballo muy despierto, muy feliz todo el tiempo», dijo Levia. «(Blazing Sevens) es muy tranquilo, pero muy inteligente. Guarda su energía todo el tiempo. Creo que Cloud tenía más personalidad que éste. Éste sabe lo que hace. Puede salir y estar en la pista todo el tiempo que quieras».

Blazing Sevens ha ganado dos de las seis salidas en su campaña y viene de un tercer puesto en el Blue Grass (G1) en Keeneland el 8 de abril. Con 2 años. Blazing Sevens ganó el Champagne (G1) en Belmont Park.

En el Blue Grass, Brown equipó a Blazing Sevens con gríngolas por primera vez. También las llevará cuando corra en el Preakness.

José Hernández, asistente de Brown, dijo que Blazing Sevens probablemente volverá a la pista para galopar el miércoles.

También tiene previsto entrenar el jueves a una hora por determinar mientras se corren las carreras en Pimlico. Hernández dijo que Brown tiene previsto llegar a Baltimore el viernes por la noche.

El puesto 1 de National Treasure trae gratos recuerdos

Tras el sorteo del lunes para la 148ª edición de los Preakness Stakes (G1) del sábado en el hipódromo de Pimlico, el entrenador Bob Baffert, miembro del Salón de la Fama, recibió una llamada de su hijo Bode. Le dio la noticia a su padre: National Treasure, el caballo de Baffert para la Joya del Medio de la Triple Corona, había sido asignado a la no tan popular posición de la baranda.

«La única vez que me gusta es después de los resultados», dijo Baffert riendo.

Conseguir el puesto 1 para el Preakness de este año le trajo recuerdos de 2015, cuando American Pharoah, que acabaría ganando la Triple Corona, consiguió la baranda y el otro caballo de Baffert en la carrera, Dortmund, consiguió el puesto 2.

«Después de ese sorteo, Jill [su esposa] me llamó desde el aeropuerto y me preguntó cómo nos había ido», dijo Baffert. «Le dije que a Pharoah le había tocado el uno y ella me dijo: ‘¿Debería dar media vuelta y volver a casa (a California)?».

Baffert volvió a reírse de ese recuerdo porque, por supuesto, todo salió bien, ya que American Pharoah se deslizó por la pista fangosa del hipódromo de Pimlico como el más fácil de los ganadores. Ganó por siete cuerpos, mientras que Dortmund fue cuarto.

National Treasure, propiedad de SF Racing LLC, Starlight Racing, Madakat Stables LLC, Robert E. Masterson, Stonestreet Stables LLC, Jay A. Schoenfarber, Waves Edge Capital LLC y Catherine Donovan, viene de arribar cuarto en el Santa Anita Derby (G1) el 8 de abril.

Tras debutar ganando a los 2 años, el hijo de Quality Road ha corrido en selectivas de grado, terminando segundo en el American Pharoah (G1), tercero en la Breeders’ Cup Juvenile (G1) y, en su primera salida de 2023, tercero en el Sham (G3).

National Treasure ha sido conducido en sus cinco salidas por el jinete del Salón de la Fama John Velázquez, que volverá a estar a bordo el sábado.

«Creo que encaja aquí», dijo Baffert, que ha ganado el Preakness en siete ocasiones. «Tendrá que dar un paso adelante. Es un caballo que aún no ha completado su cuadro, pero siempre hemos tenido confianza en él. No ha corrido una mala carrera».

Baffert equipará a National Treasure con gríngolas para el Preakness. El potro las llevó en su debut y en la Breeders’ Cup Juvenile.

«Vamos a volver a ponérselas para mantenerlo un poco más concentrado», dijo Baffert. «Me alegro de que los vayamos a tener ahora que estamos en el uno. No es ideal estar en el uno, pero no es el fin del mundo. Johnny conoce el caballo muy bien, y siempre se necesita una partida limpia, no importa desde donde salga».

El veterano asistente de Baffert, Jimmy Barnes, dijo que National Treasure se ha adaptado bien a Pimlico desde que llegó el sábado por la tarde.

«Está muy relajado aquí. La pista es bastante tranquila aquí», dijo Barnes. «Está justo donde quiero que esté», dijo Barnes.

National Treasure salió para su ejercicio matutino, un galope de 1900 metros, cuando la pista abrió para el entrenamiento el martes a las 6 de la mañana.

«Ese es más o menos nuestro galope básico si estuviéramos en casa», dijo Barnes. «Embarcamos, les dimos un día de paseo e hicimos un entrenamiento un poco más ligero (el lunes). Hoy estuvimos más o menos en nuestra rutina normal de entrenamiento y deberíamos estarlo hasta la carrera.»

Perform, entrenado por McGaughey, llega a Pimlico

Perform, que tiene una cita el sábado en la 148ª edición de los Preakness Stakes (G1), llegó al hipódromo de Pimlico poco antes de la 1:30 de la tarde del martes.

El hijo de Good Magic, que es propiedad de Woodford Racing LLC, Lanes End Farm, Phipps Stable, Ken Langone y Edward J. Hudson Jr., será el primer presentado en el Preakness del entrenador del Salón de la Fama Shug McGaughey desde 2013, cuando el ganador del Kentucky Derby (G1) Orb terminó cuarto.

Perform llegó a través de Sallee Horse Van y fue conducido por el asistente de McGaughey, Anthony Hamilton. Hamilton condujo hasta Baltimore desde Belmont Park en su propio carro. Hamilton dijo que Perform salió de Belmont a las 8:30 de la mañana del martes.

«Fue un viaje tranquilo, un poco de tráfico al salir de Nueva York, pero nada loco», dijo Hamilton. «Ellos no pararon, pero yo sí para comer una hamburguesa».

Hamilton dijo que Perform, que ganó el Federico Tesio en Laurel en su última salida, que es un contendor para ganar el Preakness, saldrá a la pista el miércoles por la mañana, probablemente después del descanso.

El caballo fue suplementado para el Preakness por una cuota de 150.000 dólares.

Red Route One camino de Pimlico

Red Route One, que se ganó una plaza de pago en el Preakness al ganar el Bath House Row Stakes de Oaklawn Park por 200.000 $ el 22 de abril, salió de Churchill Downs sobre las 3:30 de la mañana del martes para dirigirse al Pimlico Race Course, dijo Scott Blasi, entrenador asistente del miembro del Salón de la Fama Steve Asmussen.

Asmussen busca su tercera victoria en el Preakness, tras el Caballo del Año Curlin en 2007 y Rachel Alexandra en 2009. Asmussen fue segundo los dos últimos años con Epicenter, a la postre Campeón de 3 años, el año pasado, y Midnight Bourbon en 2020. Al igual que esos dos ejemplares, Red Route One es propiedad de Winchell Thoroughbreds.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *