BC Classic: VINO ROSSO da el Grand Slam a Irad

Por Hernán Cortez

Para la Breeder’s Cup Classic de este 2019 no habían estrellas compitiendo, su nómina la conformaban una lista de caballos eficientes y una buena yegua, “huyéndole” a la líder de la división, sus conexiones prefirieron enfrentarla a los machos que a sus congéneres.

Técnicamente hablando podríamos colocar esta Breeder’s Cup Classic, como la menos exigente en la historia de la carrera, a pesar de encontrarse en ella algunos ganadores Grado 1, pero que, en honor a la verdad, estos ganadores Gr. 1, o llegaban en momentos de baja o sus triunfos Grado 1 fueron productos de las circunstancias y rivales enfrentados.

Con todo ello, la carrera no dejaba de ser interesante por planteamiento, ya que el favorito de los aficionados, McKinzie, es un caballo que había fallado en el máximo nivel las veces que había competido en los 2.000 metros y esta vez buscaban los servicios de Joel Rosario para sustituir a Mike Smith, su jinete habitual hasta la carrera anterior cuándo perdió ante Mongolian Groom en el Awesome Again Stakes, carrera esta en la que Bob Baffert y sus conexiones no quedaron satisfechos, bajando al jinete más mediático de la hípica norteamericana de los lomos del hijo de Street Sense.

Sus enemigos más fuertes según los aficionados, eran los invasores de la costa este, Code Of Honor, potro de 3 años que llegaba con una tríada de triunfos incluyendo 2 grado 1 en su haber, el Travers Stakes, contra los de su edad y el Jockey Club Gold Cup Stakes contra los mayores, por distanciamiento de Vino Rosso, en una polémica decisión y este Vino Rosso, era el tercer candidato para la carrera y con una ventaja adicional sobre Code Of Honor, porque ya conocía la pista del hipódromo de Santa Anita, pues en mayo del presente año había triunfado en la misma pista y distancia en la Gold Cup de Santa Anita Gr.1.

En teoría era una carrera de 3 y con Elate como posible longshot. Al ordenarse la largada el potro War Of Will salió a marcar el ritmo con McKinzie, pegado al riel siguiéndole muy de cerca, mientras Mongolian Groom por una cuarta línea se acomodaba en el tercero a unos 2 cuerpos, los primeros 400 metros los dejaron atrás en 23s 09/100, en la entrada del opuesto, Rosario de manera inexplicable intenta enviar a McKinzie a la delantera pegado al riel por un pequeños espacio dónde no cabía, por lo que tuvo que contener a su conducido, haciéndole perder el paso por momentos y un tiempo precioso, que para un caballo limitado en stamina como lo es McKinzie fue algo vital para el desenlace final. A todas estas Vino Rosso y Higher Power, corrían igualados por la cuarta colocación. Los 800 los marcaron en 47s. 16/100 y los 1.200 metros iniciales en un rápido 1m. 10s. 71/100, momento en que Rosario decide nuevamente ir a buscar la delantera, esta vez por segunda línea y ahora sí, dejando atrás a War Of Will, con un Mongolian Groom insistente por tercera línea e Irad Ortíz lanzaba el ataque de Vino Rosso, que descontabas ventajas en cada zancada que daba, girando el codo y ya en la entrada del derecho Vino Rosso había alcanzado a McKinzie quedando tercero Mongolian Groom, que lamentablemente se lesionaba en ese punto de la carrera. Ya a 200 metros para el final se concretaba la victoria de Vino Rosso y el Grand Slam de Ortíz, dejando en el segundo a un McKinzie agotado y el resto de los participantes regados, dando muestras inequívocas de por lo menos en esta carrera de no poder con la distancia, cuando las exigencias son mayores. La nota triste fue la lesión fatal de Mongolian Groom y todo lo que esto rodea.

Fue una carrera decidida por 2 de los 3 pretendientes, con emoción y algunas alternativas, pero lejos del brillo que una Classic debiera tener, el tiempo oficial y la manera tan esparcidas que llegaron a la meta así lo demuestran.

La verdadera estrella de esta carrera y de la jornada fue Irad Ortíz Jr. el sensacional y muy joven jinete Boricua, alcanzó cuatro victorias en la doble jornada, siendo el profesional más destacado. De esta manera llega a nueve victorias en las carreras de la serie de las Breeder’s Cup y con su juventud y el nivel que presenta en estos momentos apunta al liderazgo de la serie a mediano plazo.

Para el entrenador Todd Pletcher fue su victoria número once, en carreras de la serie de las Breeder’s Cup y la primera en la carrera grande, la Classic, gran triunfo para un entrenador que ha salido un poco de las carteleras de las grandes carreras.

Vino Rosso es hijo del excelente corredor Curlin, ganador de esta misma prueba en el año 2007, cuando fue coronado campeón 3 años y caballo del año, que se está confirmando como un gran semental dando ya 2 ganadores de carreras de la serie de las Breeder’s y que iniciándose como padre de padrillos tiene en Palace Malice (en Palace Rumor por Royal Anthem Fam. 2-s) a su primer productor clásico Grado 1, haciéndolo el día anterior cuando Structor (en Miss Always Ready por More Than Ready Fam A1) alcanzaba el tiunfo en la Breeder’s Cup Juvenile Turf. Curlin cuenta a la fecha con 30 ganadores clásicos de grado, entre ellos 9 ganadores grado1.

Su madre la ganadora común Mythical Bride Familia 2-f, es familia inmediata de Commissioner (A P Indy en Flaming Heart por Touch Gold) Gr.2; Laugh Track (Distorted Humor en Flaming Heart por Touch Gold) Gr.3. etc.

Vino Rosso cuenta con una fuerte estructura de pedigrí conformada por la secuencia de Curlin (Breeders’ Cup Classic (Gr.1, 2.000m.), Preakness S. (Gr.1, 2.000m), Dubai World Cup (Gr.1, 2.000m); etc.)- Street Cry (Dubai World Cup (Gr.1, 2.000m), Stephen Foster H.(Gr.1, 1.800m.); etc.)- Touch Gold (Belmont S.(Gr.1, 2.400m.) Haskell Invitational H. (Gr.1, 1.800m); etc.)- Lear Fan (Prix Jacques Le Marois (Gr.1, 1.600m); etc.), lo que determina su capacidad para llegar a la larga distancia sin dificultad.

En su patrón de cruce destaca la duplicación en Mr Prospector y Deputy Minister ambas en razón de 3×4, los mismos elementos duplicados en el pedigrí del potro Structor ganador como ya mencionamos en la Breeder’s Cup Juvenile Turf. Y como colofón de cierre este patrón de cruce se ve reforzado con un Factor Rasmussen en Natalma en razón de 6×6. Lo que equilibra el fondo de su estructura de pedigrí con elementos que destacaron por su velocidad y precocidad en su patrón de cruce. Equilibrio y complemento, es el nombre del juego.

Así concluyó la doble jornada de la serie de las Breeder’s Cup, que batió récord en jugadas, pero que, salvo una o dos actuaciones y una historia de supervivencia y heroísmo, dejó poco en la parte técnica y el motivo principal de su creación, como lo es el de reunir en una misma carrera lo mejor de cada división del mercado norteamericano y algunos de los grandes del escenario europeo.

Este año no se dio, esperemos que el próximo sea diferente.

Resultados Tabulado

Pedigree de VINO ROSSO