ArgentinaInternacionalSudamérica

EL PORFEADO sorprendió al Campeón LABRADO en el Gran Premio Maipú (G1)

El pasado sábado, 11 de noviembre, el potro tresañero que entrena Mauro Linares complicó el espectro de los velocistas en Argentina, al imponerse en el Gran Premio Maipú (G1, 1000m, arena, Arg$ 16.800.000), superando por ½ cabeza al actual Líder Sprinter, bajo una brillante conducción de un “inspirado” WilliamPereyra. Sólo siete ejemplares participaron y seis de ellos finalizaron separados por poco más de dos cuerpos. Ello da una dimensión de lo peleada y emocionante que se presentó esta versión de la prueba de velocidad más reputada de la arena del hipódromo Argentino de Palermo (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), en cuyo final, los dos primeros estuvieron diferenciados apenas por ½ cabeza, con el tresañero El Porfeado (20, por Emperor Richard) derrotando al Campeón de la velocidad y gran favorito Labrado (19, por Le Blues).

Labrado, quien mostró “mal comportamiento” en el aparato de partidas y fue prácticamente obligado a cuadrar, corrió de forma “distinta” esta vez, quedándose un poco atrás al inicio y luego, cuando busco liderar cargó adentro visiblemente, pese a lo cual cayó sobre la propia sentencia. Mientras, El Porfeado, sacando total provecho de los 4-½ kilos a su favor en el hándicap y de una brillante conducción del “inspirado” William Pereyra, quien también triunfó, antes en la jornada, en el Gran Premio Nacional (G1), la carrera más relevante del programa.

Sebi Halo – Foto: Juan Ignacio Bozzello / Haras El Paraiso

Disputada sobre una arena húmeda, la prueba se cronometró en 0:54.80. Los otros cuatro finalistas, del al puesto, finalizaron a menos de dos cuerpos, apareándose en la llegada, con Le Decían (19, por Le Blues) arribando , asegurando la conformación de una trifecta G1 para el notable semental Sebi Halo (98, por Southern Halo) ejerciendo el rol de abuelo materno. Como si fuera poco, en el lugar, en foto con Le Decían, se clasificó Comopudosucederme (19, por Compasivo Cat), otro nieto materno de Sebi Halo. Por supuesto, no se trata de una casualidad, sino el efecto del potente poder transmisor del destacado semental argentino, dueño de un pedigree excepcional. Implicado en la foto, en el lugar quedó la guapa Che Maga (17, por Violence), apenas por delante del alazán León Americano (18, por Zensational).

Ganador invicto de sus dos primeras presentaciones, incluyendo el Clásico Guillermo Kemmis (G3, Palermo, 1000m, arena, febrero/03), actuando como dosañero, El Porfeado perdió por vez primera en su tercer compromiso, figurando en el Clásico Santiago Luro (G2, Palermo, 1200m, arena, marzo/04). Bajando de categoría para su siguiente salida, triunfaría en el Clásico Carlos A. Pezoa (Palermo, 1000m, arena, abril/16), precediendo su única presentación sobre pista de grama, cayendo en el Clásico Velocidad (G3, San Isidro, 1000m, grama, mayo/19), la peor figuración de su campaña, cerrando así su actividad como dosañero.

Luego de pasados tres meses, El Porfeado regresó a la acción, debutando como 3 años en el Clásico Paraguay (G3, Palermo, 1000m, arena, agosto/21), quedando a cabeza del Campeón Labrado, a quien precisamente derrota ahora en este Gran Premio Maipú (G1), tomando “venganza” de ese primer enfrentamiento entre ambos nietos maternos de Sebi Halo. Ahora muestra un récord estupendo de 4-2-0 (7 acts.), con premios por Arg$ 14.237.250.

El Porfeado viene a ser el 4° ganador G1 producido por el invicto en sus únicas dos presentaciones, a los 3 y 4 años, Emperor Richard (04, por Southern Halo), padre a la fecha de 10 producciones en edad de correr, acumulando 7 ganadores selectivos, un 1,9 % de sus corredores, estando entre ellos 6 ganadores de grado/grupo. Sus cuatro ganadores G1 en su totalidad son sprinters, con éxitos notables sobre el kilómetro en recta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *