Rumbo a Las Breeders’ Cup # 10: GOLDEN PAL, buscando su 3ª victoria en Breeders’ Cup; JACKIE’S WARRIOR; NEST; CAVE ROCK y FLIGHTLINE lucen sólidos en sus compromisos al cerrarse las pre-inscripciones

Cerradas las preinscripciones de las catorce pruebas que conforman el doble programa de la 39ª jornada de Breeders’ Cup se vislumbran lotes extremadamente parejos y competitivos en cada una de ellas. Sin embargo, hay, por lo menos, cinco carreras en las que destacan abiertamente ejemplares favoritos que parecen constituir “enormes torres”.

En ese grupo de carreras entra sólo una de las pruebas estipuladas para la primera jornada, la del viernes, 4 de noviembre. En este caso, se trata de la Breeders’ Cup Juvenile (G1, 1700m, arena, US$ 2.000.000), que tiene un total de doce (12) potros pre-inscritos. Sin embargo, entre ellos resalta el invicto Cave Rock (20, por Arrogate), quien, con apenas tres salidas, ya es ganador de dos eventos G1, mostrándose como un nuevo “fenómeno” proveniente de California. Como para cimentar ese favoritismo temprano en su compromiso final como dosañero, con el que, de triunfar, se garantizaría el título de Campeón 2 años, el potro trabajó el domingo pasado, 23 de octubre, dejando el kilómetro en 59” y los 1200m en 1:11.20, es decir, con un final de 12.20.

CAVE ROCK buscará su 4° triunfo invicto y el título de Campeón generacional – Foto: Eclipse SportsWire

Entrenado por el “complicado” Bob Baffert, el potro tendrá en su silla a Juan J. Hernández, su jinete oficial hasta ahora, posiblemente, el costado “más flaco” a la hora de valorizar el chance ganador del potro, pues no es un profesional experimentado en Breeders’ Cup, pero que vive su mejor momento profesional en la actualidad. Como toda “torre”, aun las antisísmicas, un fuerte terremoto podría derrumbarla. Así, Cave Rock no correrá sólo, tendrá, por ahora, once rivales, entre ellos los peligrosos Forte (20, por Violence), otro 2 años ganador de dos pruebas G1; y Blazing Sevens (20, por Good Magic), también ganador G1, provenientes estos últimos de las cuadras clásicas de Todd Pletcher y Chad Brown, respectivamente.

Pasando a la jornada “grande”, la prevista para el sábado, 5 de noviembre, la Breeders’ Cup Turf Sprint (G1, 1100m, grama, US$ 1.000.000) tiene en su nómina al velocísimo Golden Pal (18, por Uncle Mo), que este año viene por la repetida en este evento, que ganara el año pasado en Del Mar (1000m, grama, 0:55.22), y el cual significaría su tercer triunfo consecutivo en jornadas de Breeders’ Cup, pues en 2020, a los 2 años, fue el héroe en la Breeders’ Cup Juvenile Turf Sprint (G1, Keeneland, 1100m, grama, 1:02.82). Invicto en cuatro actuaciones en el escenario de Keeneland, todas pruebas selectivas, el castaño trabajó el pasado primero de octubre, por segunda semana consecutiva en la grama de ese hipódromo, dejando marca de 1:00.80 (1000m), luego de haber registrado 1:00.40 la semana anterior, demostrando que llega a su compromiso de Breeders’ en el tope de su condición.

GOLDEN PAL, ganando la Breeders’ Cup Turf Sprint (G1) el año pasado en Del Mar – Foto: Carolyn Simancik / Breeders’ Cup / Eclipse SportsWire

Hijo y nieto materno de ganadores de la Breeders’ Cup Juvenile (G1), el pupilo del internacional Wesley Ward correrá por última vez este 5 de noviembre, pues ingresará a la cría para la próxima temporada de montas. Golden Pal, que será guiado por Irad Ortiz Jr., tendrá 13 rivales en su intento de despedirse triunfalmente, incluyéndose entre ellos a su compañera de cuadra, la calificada irlandesa Campanelle (18, por Kodiac), así como también a la francesa Highfield Princess (17, por Night of Thunder), triunfadora en tres pruebas G1 en fila, entre agosto y septiembre, en Deauville (Francia), York (Inglaterra) y Curragh (Irlanda). Godolphin tendría dos representantes en la prueba, para tratar de derrocar la “torre”, a saber, el irlandés Creative Force (18, por Dubawi) y el inglés Naval Crown (18, por Dubawi), ambos ganadores G1 en Royal Ascot (Inglaterra).

En orden de disputa, de acuerdo a la programación ya presentada por Breeders’ Cup, la siguiente carrera con una potencial “torre” en competencia es la Breeders’ Cup Sprint (G1, 1200m, arena, US$ 2.000.000), donde se presentará como favorito otro extraordinario sprinter, Jackie’s Warrior (18, por Maclean’s Music), que irá por su primer triunfo en pruebas de Breeders’ Cup, luego de ser derrotado en la Breeders’ Cup Juvenile (G1, Keeneland, 1700m, arena) en 2020 y en esta misma prueba el año pasado, cuando figuró . Este año, invicto en sus primeras cuatro salidas, incluyendo dos triunfos G1, llega a la carrera tras su única derrota del año, un en el Forego S. (G1, Saratoga, 1400m, arena, agosto/27), derrotado por una atropellada sensacional de Cody’s Wish (18, por Curlin), quien este 5 de noviembre estará compitiendo en la Breeders’ Cup Dirt Mile (G1, 1600m, arena, US$ 2.000.000).

JACKIE’S WARRIOR buscará su primer triunfo en Breeders’ Cup – Foto: Eclipse SportsWire

Entrenado por el “hombre récord” Steven Asmussen, el veloz ejemplar ha trabajado todo el mes de octubre en la arena de Keeneland, dejando, el 25 de octubre pasado, el kilómetro en 0:58.60, el más rápido entre los 6 trabajos realizados ese día en el tiro. De acuerdo a la nómina de pre-inscritos, Jackie’s Warrior tendría 13 contendores en la prueba, entre ellos tres potros, a saber, el casi invicto Jack Christopher (19, por ), que está igualmente nominado en la “Dirt Mile” (G1); el resurgente Elite Power (18, por Curlin); y su compañero de cuadra Gunite (19, por Gun Runner), a los cuales se une la guapa Kimari (17, por Munnings).

Dentro del orden previsto sigue la Breeders’ Cup Distaff (G1, 1800m, arena, US$ 2.000.000) entre las pruebas con “torres” en el papel. En este caso se trata de la “virtual” Campeona tresañera Nest (19, por Curlin), quien se presenta como una de las más claras “fijas” de las Breeders’, teniendo como sus más importantes “retadoras” en la carrera, a dos hermanas paternas, la Campeona Malathaat y Clairiere, ambas nacidas en 2018 y ganadoras G1. Sin embargo, la gran clase corredora mostrada por Nest, de paso, evolucionando salida tras salida, hace que se le advierta como un ejemplar inderrotable en este compromiso que le garantizaría el título de Campeona de su generación y le abriría un nicho incluso para estar entre los mejores de la temporada. La potra llegará a la “Distaff” (G1) con un trío de triunfos en fila, dos de ellos G1, producidos luego de su 2° lugar en el Belmont S. (G1, Belmont Park, 2400m, arena, junio/11), enfrentando a los machos en el tercero de la Triple Corona, carrera que para muchos perdió por tropiezos sufridos al momento de la partida. Entrenada de Todd Pletcher, es monta del líder Irad Ortiz Jr. y tendría un máximo de siete rivales esta vez. Su último trabajo oficial data del 21 de octubre, cuando dejó 0:48.60 para los 800m en la arena de Keeneland. Como se decía antes, “a esta la están bañando”.

A NEST «ya la están bañando» – Foto: Eclipse SportsWire

Y finalmente, la máxima “torre” de la jornada del 5 de noviembre es el espectacular Flightline (18, por Tapit), un ejemplar que parece llegado de “otro planeta”, que trabaja como un crack y compite como un súper crack. Tal como están las cosas, tendría un máximo de ocho rivales, si los allegados al potro Cyberknife (19, por Gun Runner) se definen por correr acá, en lugar de la “Dirt Mile” (G1), donde también está pre-inscrito. Sorprendentemente, para nosotros, Life is Good (18, por Into Mischief) se ratificó como competidor en esta prueba y será uno de los contendores del invicto que entrena John Sadler y que conducirá Flavien Prat. A él le acompañarán Epicenter (19, por Not This Time) y Taiba (19, por Gun Runner), dos potros de gran valía, que disputarán entre ellos, el liderazgo generacional. Sin embargo, pocos son los que vislumbran un “improbable” derrota de Flightline, aunque está claro que las carreras hay que correrlas para ganarlas.

Paramos por hoy, volvemos con más el próximo viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *