Rumbo a Las Breeders’ Cup # 9: FLIGHTLINE “voló” en la arena de Santa Anita y un día después viajó a Keeneland

A 11 días del inicio de las 39ª jornadas de Breeders’ Cup, con las disputas de los cinco eventos exclusivos para los dosañeros el viernes, 4 de noviembre, todos los lotes comienzan a tener una definitiva conformación. Así mismo, todas las cuadras están afinando los “motores” de sus pupilos, para llegar a sus respectivos compromisos al tope de su condición atlética e incluso los que dudaban en donde correr ya hoy deberían definirse, porque en esta fecha se cierran las pre-inscripciones.

En ese sentido, el espectacular invicto Flightline (18, por Tapit) siguió metiendo “miedo” a sus probables contendores en la Breeders’ Cup Classic (G1, 2000m, arena, US$ 6.000.000). Este sábado pasado, 22 de octubre, a primera hora del día, el favorito unánime para la “Classic” trabajó los 1200m en 1:11.80. Fue su 5° trabajo en sábados consecutivos, desde el pasado 24 de septiembre. Como suele hacerlo, Flightline trabajó en compañía y tuvo en su silla a Juan Leyva, quien usó una linterna en la frente para facilitar e seguimiento del trabajo a los espectadores, especialmente, para su entrenador John Sadler, pues a la hora del trabajo (6:30 horas) aún no hacía presencia la luz solar.

El trabajo realizado por Flightline, el más rápido entre cinco realizados ese día en la distancia, se desarrolló en parciales de 12” (200m), 23.80 (400m) y 35.80 (600m), transitando el cuarto de milla siguiente, hasta el kilómetro, en 24”, para relojear 0:59.80 (1000m). Así, remató los 200m finales en 12”, significando ello que luego de recorrer los primeros 600m en 35.80, fue capaz de continuar “parejito” dejando 36” para los 600m siguientes, es decir, que aquello dicho antes de que “remató”, en realidad, resulto ser lo que se vio en su acción. Flightline simplemente sostuvo un único paso durante todo el trabajo, sin que se le viera esforzarse en ningún momento. Accionó libre como el viento. Rumbo a los 1400m, a 200m pasados, siguió en 12.40, registrando 1:24.20. Para finalizar, siguió a 400m pasados en 13”, es decir, registrando la milla en 1:37.20. Súper parando arribó a los 1800m en 1:51.00.

El entrenador John Sadler calificó el trabajo de normal. “Siempre trabaja bien. Mucha gente lo está viendo trabajar ahora (por primera vez), pero él nunca ha trabajado de otra forma que no sea muy bien”, dijo. Así mismo, señaló que el trabajo fue exactamente lo que querían que fuera, mostrando gran satisfacción, reflejada en las fotografías y en los videos de las redes sociales. Afirmó además que ”realizará un briseo adicional en Keeneland, justo dentro de una semana (sábado, 29 de octubre), dependiendo de las condiciones del tiempo. Será un trabajo de mantenimiento, 1000m en un minuto tal como suele hacer”.

Tal como estaba planeado, Flightline voló desde California hasta el aeropuerto internacional de Louisville (Kentucky) y luego se trasladó por vía terrestre hasta Lexington (Kentucky) ayer domingo. La estrella de las próximas Breeders’ Cups llegó a Keeneland unos 15 minutos antes de las 14 horas. Poco después arribaron su entrenador John Sadler y su traqueador oficial Juan Leyva. El caballo fue recibido en Keeneland por César Aguilar, capataz de la cuadra de Sadler, y por su caballerizo Adolfo Correa. El ejemplar llegó en óptimo estado, tras un viaje sin ningún tipo de inconvenientes. Al momento de su llegada estaban en locación, por supuesto, un grupo de representantes de los medios de comunicación y algunos allegados, entre ellos, el reconocido propietario y criador William “Bill” Farish, uno de los copropietarios de Lane’s End Farm (Kentucky), adonde irá como padrillo Flightline a su retiro, que no será esta temporada, pues se ha confirmado que continuará campaña durante sus 5 años. Habrá tiempo para darse gusto viéndole correr, pues este caballo es todo un espectáculo.

Al momento de escribir estas notas, hoy, lunes, 18 horas (horario del este USA), la plantilla de la Breeders’ Cup Classic (G1) se mantiene con 7 probables rivales dispuestos a enfrentar a Flightline. En estricto orden alfabético, éstos serían Epicenter (19, por Not This Time), el líder entre los 3 años al momento; Happy Saver (17, por Super Saver), que para a retiro luego de esta actuación; el guapo Hot Rod Charlie (18, por Oxbow), 4° en la “Classic” del año pasado; Life is Good (18, por Into Mischief), que sorprendentemente, para nosotros, se mantiene en esta nómina; Olympiad (18, por Speightstown), el ganador del reciente Jockey Club Gold Cup S. (G1, Saratoga, 2000m, arena, US$ 1.000.000), que tendría en su silla al venezolano Junior Alvarado; el vencedor del Derby de las Rosas (G1) este año Rich Strike (19, por Keen Ice), monta del venezolano Sonny León; y, por último, un tercer 3 años en el imponente Taiba (19, por Gun Runner), ganador del Pennsylvania Derby (G1, Parx Racing, 1800m, arena, US$ 1.000.000) el 24 de septiembre pasado.

Paramos acá y volvemos el miércoles con lo más reciente en noticias «Rumbo a las Breeders Cups».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *